viernes, 18 de abril de 2008

ZAPATOS ROJOS

Y SIGO AQUI, ESPERANDO TU REGRESO
SENTADA TRANQUILA FRENTE A LA PUERTA DE CRISTAL,
QUIERO QUE ME MIRES A TU LLEGADA, Y ENTRES SIGILOSO
Y CON GANAS DE MI.

TOMAME EN TUS BRAZOS
Y HAZME TUYA,
MIRA QUE SOLO LLEVO ESOS ZAPATOS ROJOS...
LOS QUE TANTO TE GUSTAN, CUANDO HACEMOS EL AMOR.

4 comentarios:

Ignacio Bermejo dijo...

El regreso es innegable
ante la llamada sensual y roja
de unos zapatos que gritan
al amor.
Llegar, trapasar la puerta de cristales y ser uno.
Un beso

Carlos dijo...

Ah aquellos zapatos rojos; todavía recuerdo. :)

Un beso.

Bombero dijo...

Muy bonitos, sí señora. Un beso.

M@R dijo...

ALLA NO HACE FRIO,,,
ESPERO QUE REGRESE PRONTO LO QUE TANTO ANSIAS,,,

UN ABRAZO,,,