miércoles, 9 de abril de 2008

LA ENTREGA



Como extraño tus besos,

y el calor de tu cuerpo en esas noches frias.

Me dijiste que me amabas, MENTIRA

pero con tal de tener tus brazos en mi cintura, tu aliento sobre mi cuerpo, esa mirada lujuriosa que recorre mi piel, te creo.

Te creo cuando dices te deseo y me posees con un torrente fuerte, y permites que la sangre hierva en mis venas, y hacemos de dos cuerpos el complemento perfecto, te siento jadear y me excita el sudor de tu frente, tus ojos, tu lengua, tu sexo tu todo...y me entrego.

Y no existe en el mundo otro hombre que pueda derretirme de amor y moldearme a su manera, sensual, cautiva, serena.

Extraño tus besos, pero aun mas

extraño tus mentiras.

7 comentarios:

M@R dijo...

uyyy,,, vaya MENTIRAS,,,
pero si asi llueve que no escampe,,,

un abrazo,,,

Marco Marlon dijo...

La mentira me deja escalofrios.Imposible olvidarla
Te dejo un abrazo

NiKoX dijo...

Me gustó tu escriito!!
Te agregaré a mis links para seguir leyendonte después ^^

Gracias por leerme

Un abrazo

Nico

Ignacio Bermejo dijo...

Que envidia sentírse amado de esa manera. Amado sin condiciones hasta en las mentiras. Porque es amor ¿NO? Supongo que será amor y no siple deseo, o necesidad de amor. A veces se confunden

Ignacio Bermejo dijo...

Sea lo que sea es precioso y está perfectamente escrito.
Me encanta

Carlos dijo...

Será que el amor ha sido siempre una bella mentira???

Un beso.

ElPoeta dijo...

Me gusta tu espacio, Luna. Gracias por visitar el mío. Un beso,
V.